miércoles, 8 de mayo de 2013

LA PUBLICIDAD


PUBLICIDAD





Se conoce como Publicidad a la  técnica dedicada a difundir o informal al público sobre un servicio a través de los medios de comunicación tales como la televisión, el cine, la radio, revistas o Internet, con el objetivo de motivar al público a consumir el producto anunciado. La publicidad informará al consumidor potencial de un bien o servicio acerca de los beneficios que presenta este y resaltará las diferencias que lo distinguen de otras marcas.

A través de la investigación, el análisis y estudio de numerosas disciplinas, tales como la psicología, la neuroeconomía, la sociología, la antropología, la estadística y la economía, que son halladas en el estudio de mercado, se podrá, desde el punto de vista del vendedor, desarrollar un mensaje adecuado para el público.



La publicidad existe desde los orígenes del comercio. La forma más común de publicidad era la expresión oral. En Babilonia se encontró una tablilla de arcilla con inscripciones para un comerciante de ungüentos, un escribano y un zapatero, fechada en el año 3000 a. C. A la ciudad de Tebas se le atribuyen uno de los primeros textos publicitarios. La frase encontrada en un papiro egipcio ha sido considerada como el primer reclamo. Hacia 1821 se encontró en las ruinas de Pompeya una gran variedad de anuncios de estilo grafiti que hablan de una rica tradición publicitaria en la que se pueden observar vendedores de vino, panaderos, joyeros, tejedores, entre otros. 



En Roma y Grecia, se inició el perfeccionamiento del pregonero, quien anunciaba de viva voz al público la llegada de embarcaciones cargadas de vinos, víveres y otros, a veces acompañados por músicos que daban a estos el tono adecuado para el pregón; eran contratados por comerciantes y por el estado. Esta forma de publicidad continuó hasta la Edad Media: en Francia, los dueños de las tabernas voceaban los vinos y empleaban campanas y cuernos para atraer a la clientela; o en España, que utilizaban tambores y gaitas.




El primer cartel publicitario, hecho con el recién creado invento de Gutemberg, la imprenta, quien se ocupó de mostrar su invento a un grupo de mercaderes de Aquisgrán. Con la crónica mundial de Nuremberg, figuran una serie de calendarios que contienen las primeras formas de publicidad. En 1453 surge la llamada Biblia Gutenberg y los famosos calendarios se convierten en los primeros periódicos impresos.
La publicidad de la era moderna comienza a evolucionar en Estados Unidos y Gran Bretaña, a finales del siglo XVIII, durante la revolución industrial. Aparecieron los agentes de publicidad; el primero conocido fue Volney B. Palmer, quien inauguró en Filadelfia una oficina con la cual obtuvo considerable éxito en 1841. En España en 1872, el pionero de la publicidad fue Rafael Roldós, que fundó en Barcelona la primera agencia del país, todavía activa en la actualidad
Ya a principios del siglo XX, las agencias se profesionalizaron y seleccionaron con mayor seriedad los medios donde colocar la publicidad. Así la creatividad comienza a ser un factor importante a la hora de elaborar un anuncio.


La publicidad tiene dos tipos de objetivos o metas a conseguir, que son: objetivos generales y objetivos específicos.


Los objetivos generales, se clasifican según el propósito de los objetivos. Los tres objetivos generales más importantes para la publicidad deben ser:
  1. Informar: Este es un objetivo que se planea alcanzar en la etapa pionera de una categoría de productos, en la que el objetivo es crear demanda primaria.
  2. Persuadir: Este objetivo se planifica en la etapa competitiva, en la que el objetivo es crear demanda selectiva por una marca específica. 
  3. Recordar: Este objetivo es aplicable cuando se tienen productos maduros, es decir, creados hace mucho tiempo. Consiste en hacer recordar al espectador de que existe.
Los objetivos específicos de la publicidad son mucho más puntuales que los generales. Estos objetivos están relacionados con el marketing.
  1. Respaldo a las ventas personales: El objetivo es facilitar el trabajo de la fuerza de ventas dando a conocer a los clientes potenciales la compañía y los productos que presentan los vendedores. 
  2. Mejorar las relaciones con los distribuidores: El objetivo es satisfacer a los canales mayoristas y/o minoristas al apoyarlos con la publicidad. 
  3. Introducir un producto nuevo: El objetivo es informar a los consumidores acerca de los nuevos productos o de las extensiones de línea. 
  4. Expandir el uso de un producto: El objetivo puede ser alguno de los siguientes: 
    1.  extender la temporada de un producto
    2. aumentar la frecuencia de reemplazo o
    3. incrementar la variedad de usos del producto.
  5. Contrarrestar la sustitución: El objetivo es reforzar las decisiones de los clientes actuales y reducir la probabilidad de que opten por otras marcas.
La ley que regula la publicidad en España es la ley 34/1988, promulgada el 11 de noviembre de 1988, en plena transición a la democracia tras la dictadura impuesta por Francisco Franco. Fue impulsada por la adhesión de España a las Comunidades Europeas, lo que implicaba actualizar el reglamento con respecto a los demás países. Lo que estableció esta ley fue las disposiciones generales de la publicidad, los acuerdos para la contratación y contratos publicitarios (así como la difusión publicitaria, creación y patrocinio), la normativa para cesar la publicidad ilícita y la Acción de Cesación y Rectificación y de los Procedimientos.





Este anuncio, dirigido a un público adulto que depende del móvil durante todo el día, nos muestra de una manera inocente y divertida los contratiempos que tiene el dejarle el móvil a un niño pequeño, y la facilidad que tiene recuperar lo perdido con la tarifa que anuncian. Cumple con los objetivos generales mencionados anteriormente, al igual que con los específicos, al igual que respeta la normativa que se encuentra en la ley 34/1988.
 Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/Publicidad#Terminolog.C3.ADa

Trabajo realizado por Sandra Rengel. 2º Bach. C. Proyecto Integrado


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada